Lavado de manos

El objetivo del lavado social, común o de rutina, es remover la flora transitoria y la suciedad de la piel de las manos.

Lavado de manos

6 marzo 2020 por cpisalud
lavado-de-manos-1200x800.jpg

El simple acto de lavarse las manos con agua y jabón antes de comer o después de salir de un baño, reduciría a la mitad las muertes de niños por diarrea.
Unicef “Día Mundial del Lavado de Manos” 15 -10 -2020

Tipos de higiene de manos

1 – Lavado de manos común

El objetivo del lavado social, común o de rutina, es remover la flora transitoria y la suciedad de la piel de las manos.
Se practica al iniciar las tareas del día, antes del contacto con los pacientes y cuando se van a realizar procedimientos no invasivos como por ejemplo tendido de camas, control de signos vitales, etc. Se realiza con soluciones jabonosas comunes.

2 – Lavado de manos antiséptico

El objetivo del lavado antiséptico es remover y destruir la flora transitoria de la piel de las manos.
Se practica antes de realizar procedimientos invasivos aunque éstos demanden el uso de guantes estériles (colocación de catéteres periféricos o centrales, cuidado de heridas, colocación de catéteres vesicales, práctica de punción lumbar, etc.), después del contacto con materiales contaminados con fluidos corporales, después del contacto con reservorios, pacientes colonizados o elementos probablemente contaminados con microorganismos multirresistentes, etc. Se realiza con soluciones jabonosas antisépticas. El uso exclusivo de soluciones antisépticas para el lavado de manos puede causar irritaciones en la piel, grietas, lesiones, etc., que se convierten en lugares propicios para el implante de microorganismos.

3 – Frotado de las manos con soluciones de base alcohólica (acuosas, en gel o espuma)

También conocido como lavado de manos “en seco” o “sin agua”. El frotado de las manos con soluciones de base alcohólica, es considerado una higiene antiséptica. Se realiza con soluciones de base alcohólica mediante fricción
vigorosa de las manos (frotado), incluyendo pliegues interdigitales y hasta que el producto aplicado seque sobre la piel (aproximadamente 20 segundos). De las soluciones de base alcohólica, el gel alcohólico es, en nuestro medio,
generalmente el más utilizado por el personal de salud. Elimina rápidamente los gérmenes presentes en la piel de las manos con una eficacia superior al 99,97 %.
Este tipo de lavado “en seco” no resulta eficaz si las manos están visiblemente sucias, por lo que se recomienda realizar un lavado social o antiséptico al inicio de la jornada laboral y cada vez que se lo considere necesario.
Después de varios frotados con soluciones de base alcohólica, especialmente si están formuladas como un gel, el personal de salud puede sentir un acumulo en sus manos de los emolientes presentes. Por tal razón, se recomienda realizar un lavado de manos con agua y jabón común cada 5 a 10 frotados con soluciones de base alcohólica, especialmente si se presentan en forma de gel.
Un enfermero que realiza 7 lavados de manos por hora de 60 segundos cada uno, empleando agua y soluciones jabonosas, emplea en la tarea de lavarse y secarse las manos, 56 minutos o sea casi 1 de sus 8 horas de trabajo. El
tiempo empleado podría reducirse sustancialmente si practicara frotado de manos con soluciones de base alcohólica (a razón de 7 frotados por hora de 20 segundos cada uno).

El frotado con soluciones de base alcohólica, no requiere más de 20 segundos
escaso número de piletas, pérdida de tiempo del personal y lesiones en la piel
de las manos.

Además produce un ahorro sustancial en los gastos relacionados con antisépticos (más caros que las soluciones de base alcohólica), toallas de papel y lociones o cremas protectoras.
El alcohol tiene una excelente actividad antimicrobiana, más rápida que otros antisépticos, con un amplio espectro de bacterias y hongos (no así frente a esporas bacterianas), micobacterias y
virus con envoltura (la actividad es menor frente a virus sin envoltura).
Posee muy poca interferencia por parte de sustancias provenientes del medio ambiente que son ricas en metales, proteínas, sangre y detergentes.
Entre los alcoholes y en orden de efectividad para la higiene de manos se citan: etanol, isopropanol y n- propanol. De aplicación muy simple, las soluciones de base alcohólica tienen baja toxicidad y son muy bien toleradas por la piel,
especialmente cuando las formulaciones cuentan con emolientes.
Europa fue pionera en el uso de este método para higiene de las manos.
Un estudio reciente, realizado en 130 Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de Alemania y Austria demostró que el 98 % utilizaban sólo soluciones de base alcohólica para realizar esta práctica.
En Estados Unidos, el uso de soluciones de base alcohólica se inició algunos años después que en Europa, pero hoy es considerado como la mejor alternativa para mejorar la adherencia del personal a la higiene de manos, especialmente
en situaciones de alta demanda como las UCI.
En un hospital universitario de Francia (Henri Mondor) el porcentaje de lavado de manos obtenido de un estudio realizado resultó inferior al 50 %. Las autoridades del hospital decidieron implementar el frotado de manos con soluciones de base alcohólica en reemplazo del lavado tradicional con agua y jabón común o con agua y jabón antiséptico.
Para llevar a cabo esta tarea, tuvieron que vencer algunos obstáculos que eran normalmente interpuestos por los trabajadores de la salud:
– Desconfianza respecto de la eficacia de las soluciones de base alcohólica
– Desconfianza en relación con la respuesta y tolerancia de la piel luego de usos reiterados
– Desconfianza de que se pierdan las tradicionales indicaciones y conocimientos generados por el lavado de manos tradicional (tanto el lavado común como el antiséptico)
La experiencia francesa es homologable en nuestro medio, ya que el personal de las instituciones de salud de nuestro país, con el advenimiento de las soluciones de base alcohólica, manifestó inicialmente desconfianza por iguales
razones y cierta reticencia al uso de las soluciones de base alcohólica para la higiene de sus manos. Afortunadamente y luego del lanzamiento de la iniciativa global de la OMS, el 5 de mayo de 2009, la mayoría de las instituciones de
salud en nuestro país adhirieron a la práctica de la higiene de manos con soluciones de base alcohólica. La pandemia debida a la nueva cepa de influenza A H1 N1 del año 2009, ayudó a comprender la importancia de la higiene de
manos y demostró que las soluciones de base alcohólica eran el recurso más práctico y económico para dejar las manos libres de microorganismos.
Las recomendaciones actuales en materia de higiene de manos definen el seguimiento de las Estrategias Multimodales de la OMS “Los Cinco Momentos para la Higiene de Manos”.


Clínica Independencia

LA SALUD, ¡PENSANDO EN VOS!




Clínica Independencia

LA SALUD,
¡PENSANDO EN VOS!